Martes 23 de abril | Mar del Plata
09/12/2023

La Comisión Interamericana tratará las denuncias de torturas en Malvinas

A partir de una presentación del Centro de Ex Combatientes de La Plata de 2015, el organismo internacional investigará la responsabilidad del Estado argentino.

La Comisión Interamericana tratará las denuncias de torturas en Malvinas
El marplatense Darío Gleriano, el primero en denunciar a sus superiores. (Foto: Darío Gleriano)

Las denuncias de torturas a soldados en la Guerra de Malvinas por parte de sus propios superiores tuvieron novedades esta semana ya que desde el Centro de Ex Combatientes de La Plata (Cecim) lograron que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitiera el tratamiento de un pedido para investigar la responsabilidad del Estado argentino al no investigar -en virtud de los sucesivos fallos judiciales en esa línea- los apremios padecidos por conscriptos en las islas.

Fue en 2015 -en ocasión de la convalidación de la Corte Suprema al fallo de Casación a favor de uno de los imputados, Jorge Taranto- cuando desde el Cecim se presentaron ante la Comisión por la negativa del Estado -a través del máximo tribunal- a considerar los delitos denunciados como de lesa humanidad y, en consecuencia, no prescriptibles.

Este año, es decir, a ocho años de la presentación del Centro de Ex Combatientes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos -un órgano autónomo con sede en Washington que junto a la Corte Interamericana conforman el Sistema Interamericano de protección de los derechos Humanos (SIDH) de la Organización de los Estados Americanos (OEA), a la cual adhiere Argentina- admitió el tratamiento del expediente.

Al respecto, desde la Comisión Provincial por la Memoria, que oficia como querellante desde 2017 en la causa que tramita el Juzgado Federal de Río Grande, destacó la decisión de la CIDH al considerar que “reconoce la gravedad institucional del caso”.

Leer también:

Según datos de la CPM, hasta el momento en la causa judicial por las torturas en Malvinas iniciada en 2007 casi dos centenares de excombatientes prestaron declaración como víctimas o testigos y fueron imputados 95 militares. Entre las torturas relatadas por las víctimas se encuentran estaqueos como también enterramientos bajo temperaturas extremas, amenazas con armas de fuego, sumersión de la cabeza en agua helada, pasaje de corriente eléctrica, hambre extremo, entre otras.

Como parte de la causa, más allá de ese fallo de 2015, continuaron recibiendo testimonios y con nuevas denuncias la causa se reactivó: más allá de la defensa de los imputados, la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia se pronunció a favor de la continuidad del caso y es por eso que el Juzgado Federal de Río Grande tuvo que llamar a indagatoria a 24 militares e incluso dictó el procesamiento de tres de ellos.

Leer también:

No obstante, fue en mayo de 2021 cuando hubo otro fallo en contra de la búsqueda de Justicia: la sala I de la Cámara Federal de Casación Penal hizo lugar al recurso presentado por la defensa del imputado Jorge Ferrante y anuló la decisión de la Cámara de Apelación de Comodoro Rivadavia que declaró la imprescriptibilidad de las nuevas denuncias radicadas, con el fallo “Taranto” como antecedente. A esa resolución, entonces, en junio de 2022 se sumaría la de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal que anuló los tres procesamientos.

Ahora, los excombatientes que buscan que se juzgue a sus superiores por las situaciones vividas en Malvinas esperan que el recurso presentado contra esa resolución de la Cámara Federal de Casación Penal sea tratado por la Corte Suprema de Justicia, mientras en paralelo aguardarán por la intervención de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para convocar a las partes y definir el grado de responsabilidad del Estado por la ausencia de juzgamiento y condena de los crímenes.

Leer también:

“Con la causa paralizada desde el fallo de la Casación, y tras 16 años de impunidad, la CPM valora la decisión de la CIDH de admitir el reclamo del Cecim porque abre una nueva posibilidad para avanzar en el efectivo juzgamiento de crímenes que son de lesa humanidad. Negarlo es asumir que hay desigualdad ante la ley: las mismas torturas o similares aplicadas en el continente por los mismos militares fueron consideradas de esa manera. No hacerlo es revictimizar a los soldados que padecieron estas graves violaciones de derechos humanos”, apuntaron desde la CPM.

Meses atrás, Qué digital relató la historia de Rubén Darío Gleriano, el marplatense que dio inicio a las denuncias por las torturas en Malvinas y que describe además en primera persona todo lo que vivió en el conflicto bélico de 1982. A partir de su presentación ante la Justicia hubo 200 testimonios de los cuales 120 fueron sobrevivientes que se animaron a contar sus experiencias, entre los que se encuentran dos integrantes del Centro de Ex Soldados Combatientes.

Así, lo que sufrieron Darío y otros centenares de soldados conscriptos en Malvinas pasó a ser foco de una disputa judicial: tras una serie de fallos en contraesperan que la Corte Suprema resuelva si considera los hechos denunciados como delitos de lesa humanidad, lo que permitiría evitar la prescripción por el paso del tiempo y juzgar a los responsables.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

09/12/2023