Jueves 21 de noviembre | Mar del Plata
¡Seguinos!
19/09/2019

Asumió Osorio y dijo que buscará cambiar “la imagen de confrontación”

El nuevo secretario de Hacienda asumió este jueves, afirmó que mantendrá la línea política de Arroyo y que se abocará exclusivamente a trabajar la parte técnica de la economía municipal. 

Asumió Osorio y dijo que buscará cambiar “la imagen de confrontación”
Osorio, sobre la derecha (Fotos: prensa MGP)

En el despacho del intendente y con la presencia de gran parte del cuerpo legislativo y ejecutivo, este jueves y luego de que Hernán Mourelle fuera echado de su cargo de secretario de Hacienda, su reemplazante, Alfredo Osorio, asumió y prestó juramento bajo la intención, según expresó, de “continuar con lo que se ha hecho bien”. Lo propio ocurrió con quien es el nuevo subsecretario del área, Luis Derets, otro agente municipal.

En el acto, que también tuvo la presencia de empleados municipales compañeros de Osorio, Carlos Arroyo le tomó juramento al funcionario de carrera que ahora toma el mando de la Secretaría de Hacienda y se produjo la firma del decreto que lo pone en funciones. Allí, Arroyo expresó: “Tengo el agrado de continuar con la política de nombrar en cargos fundamentales a personal de carrera. El señor Osorio es una destacado empleado municipal de hace mucho años, que conoce perfectamente el trabajo, que tiene todas las características propias de un jefe”.

“Ha sido elegido como el mejor candidato posible. La Municipalidad queda en buenas manos y con una situación económica equilibrada. Nosotros debido a las características personales y profesiones del señor Osorio le hemos ofrecido designarlo secretario de Hacienda”, culminó Arroyo.

Por su parte, tras el acto y en contacto con la prensa, el flamante secretario aclaró las prioridades en su nuevo puesto: “Hay que hacer mucho, voy a continuar con las cosas que están bien hechas y trataremos de llegar con los números equilibrados; hoy en día estamos con los números equilibrados, así que creo que podemos trabajar tranquilos”

También, planteó: “Vamos a hacer fuerza para que Mar del Plata cambie un poco la imagen de confrontación por algo un poco más ameno, porque es lo que se merece la ciudad”.

Por último, y ante una consulta periodística, Osorio se separó del conflicto docente por la quita de la bonificación especial. “Dejemos que las cuestiones políticas las maneje el intendente y que la Justicia decida que es lo mejor”.

LOS SECRETARIOS DE HACIENDA EN LA GESTIÓN ARROYO

Alfredo Osorio se posiciona como el cuarto secretario de Hacienda en la gestión de Arroyo. Funcionario de carrera que se desempeñaba hasta ahora como subcontador en la Administración Central, asume el puesto en los últimos tres meses de mandato apostando a mantener un orden que genere una transición prolija el 10 de diciembre.

El primer secretario fue el fallecido José Cano. Varias veces candidato a intendente y socio político de Arroyo desde 2013, llegó a Hacienda para cumplir con un mandato autoimpuesto de denunciar desde el oficialismo los “desmanejos de la gestión Pulti”.

Tras la auditoría general y el informe del Tribunal de Cuentas, el Ejecutivo con Cano a la cabeza denunció a la gestión de Gustavo Pulti con el objetivo de que la Justicia investigue si se cometió algún delito en el ámbito económico, como la malversación de fondos.

En mayo de 2016 Cano expresó que su paso por Hacienda era cosa del pasado y se abrió para volver a ocupar su banca en el Concejo Deliberante. El designado para su reemplazo fue el presidente del Centro de Ex Soldados Combatientes de Malvinas, Gustavo Schroeder. El contador había ocupado el área en la gestión de Daniel Katz.

Desde un primero momento, Schroeder se encontró con una situación agobiante, que si bien fue denunciada por Cano, nunca se encontró una solución al respecto. En diversas declaraciones el secretario de Hacienda aclaró que no podían pagar aguinaldos con los fondos municipales. Eso hizo que la dependencia de la Provincia se profundizara en épocas donde Agustín Cinto era una especie de “interventor” propiciado por María Eugenia Vidal.

Lo cierto es que esa dependencia hizo que Schroeder acusara un agotamiento lógico que lo hizo dejar su cargo en septiembre de 2017, previo a las elecciones legislativas. Allí, el 22 de septiembre asumió Hernán Mourelle, de quién Arroyo hablaba que tenía “capacidad y experiencia”.

Desde un primer momento la relación de Mourelle con la comunidad fue difícil. Primero porque no conocía los problemas locales, que cada vez eran más, y después porque tenía un objetivo muy claro de ajuste que le generarían muchos problemas durante su etapa que terminó este miércoles.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,