Jueves 18 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
12/10/2020

Desarrollan un relevamiento de acceso a la alimentación en 14 barrios populares

El trabajo del Isepsi apunta a analizar los patrones alimentarios durante la pandemia y las posibilidades de compra de familias en situación de vulnerabilidad.

Desarrollan un relevamiento de acceso a la alimentación en 14 barrios populares
(Foto: ilustrativa / Qué digital)

Bajo el objetivo de conocer y poder analizar los patrones alimentarios y las posibilidades de compra de alimentos de familias en situación de vulnerabilidad durante en época de pandemia del coronavirus, el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci) desarrolla desde mediados de septiembre un relevamiento territorial en 14 barrios populares de Mar del Plata para la construcción del “Indicador Familiar de Acceso a la Alimentación” (IFAL). Según se proyecta, los primeros resultados se conocerán en noviembre.

El trabajo territorial es llevado adelante por el Isepci en conjunto con el área de salud colectiva del movimiento social Barrios de Pie con el propósito de construir una iniciativa que aporte “información estadística significativa sobre el acceso al derecho a la alimentación y salud en barrios populares” de Mar del Plata.

La iniciativa, según explicaron, se replica en diferentes centros urbanos del país en busca de relevar la realidad de 15 mil familias, y forma parte de actividades llevadas adelante en el marco del “Observatorio de Lucha contra el Hambre” impulsado por el gobierno nacional.

“Vamos a registrar y dar cuenta de cómo se están configurando los patrones alimentarios en época de pandemia y las posibilidades de compra de alimentos de las familias en situación de vulnerabilidad socio sanitaria“, describió el director del Isepci en Mar del Plata, Rodrigo Blanco, y puntualizó que se busca de conocer “el impacto real en la situación alimentaria de las medidas que se tomaron en el marco del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, específicamente si aquellas como la tarjeta Alimentar y otras transferencias de recursos generaron cambios en las familias que los reciben, comparándolas con la situación de las que no cuentan con esos ingresos”.

Los aspectos centrales que busca relevar el indicador se centran en cuáles son las posibilidades de compra de alimentos de las familias en los barrios populares; cuáles son los alimentos a los que se accede en los hogares; qué mejoras tuvieron en la alimentación las familias que cobran la tarjeta Alimentar; qué alimentos pueden comprar las familias que no cobran la tarjeta Alimentar; cuál ha sido el impacto de la pandemia en sus ingresos y como repercutió en su alimentación; evaluar la calidad de la asistencia alimentaria que reciben las familias; relevar los servicios y equipamiento con los que cuentan las viviendas; y conocer sobre la situación laboral y el trabajo.

Desde el Isepci detallaron que se realiza en tiempo real monitoreo, análisis y formulación de propuestas a través de una encuesta realizada en forma presencial a más de 450 familias, la mitad de ellas titulares de la Tarjeta Alimentar y la otra mitad no, y se utiliza un aplicativo para celulares.

Así, en Mar del Plata y Batán el trabajo se lleva a cabo en 14 puntos: barrios Serranita y centro de Batán, Jorge Newbery, Virgen de Luján, Libertad, Malvinas Argentinas, Parque Hermoso, El Martillo, Nuevo Golf, Parque Palermo, Fortunato de la Plaza, Las Heras, Playa Serena y Santa Rosa del Mar.

“En el contexto actual de pandemia, vemos que en Mar del Plata y Batán la demanda alimentaria se ha multiplicado exponencialmente: de 250 comedores registrados en la red de los comités barriales de emergencia a principio de año, hoy suman casi 400“, contextualizó Lorena Quiroga, dirigente de Barrios de Pie.

Desde 2016 el Isepci lleva adelante en Mar del Plata un relevamiento periódico de los índices de nutrición en malnutrición abordado desde un trabajo territorial. Según adelantó Blanco, cuando la situación sanitaria lo permita, se dará continuidad al Indicador Barrial de Situación Nutricional (ISBN), para la detección de malnutrición en niños, niñas y adolescentes de 0 a 18 años que viven en barrios vulnerables, y se priorizará a quienes pertenezcan a las familias encuestadas por el IFAL, a fin de vincular los indicadores.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios