Domingo 21 de abril | Mar del Plata
08/09/2023

Gripe aviar: llegó a 115 el número de lobos marinos muertos y relevan pingüinos 

Pese al número de muertes en Mar del Plata, desde la Fundación Fauna Argentina destacan una “meseta” en la cantidad de casos.

Gripe aviar: llegó a 115 el número de lobos marinos muertos y relevan pingüinos 
(Foto: archivo / Qué digital)

La Fundación Fauna Argentina confirmó un total de 115 lobos marinos muertos en Mar del Plata desde la confirmación de los primeros casos de gripe aviar dos semanas atrás y al menos hasta este miércoles. Aunque se trata de un número significativo, desde el organismo consideran que hay una “meseta” en la cantidad de casos aunque “todo es día a día y depende de la resistencia de cada individuo”. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), por su parte, confirmó que también se realizaron muestreos en pingüinos.

Según detallaron desde Fauna Argentina, el mayor porcentaje de esa cifra de lobos marinos corresponde a casos identificados en la Banquina del Puerto, sumado a los ejemplares que arriban fallecidos o mueren en distintas playas de la ciudad y que, al estar fuera de la jurisdicción del Consorcio Portuario, son responsabilidad del Municipio a la hora de su separación y entierro.

A pesar de que el total de casos fallecidos confirmados hasta este miércoles (115) se trata de un número significativo al tomar en cuenta el total de casos registrados hasta el sábado anterior (75) con una diferencia de sólo cuatro días -y también considerando que la colonia local es de unos 800 ejemplares– desde Fauna Argentina destacaron una especie de “meseta” en la cantidad de casos.

Leer también:

“Todos los días hay alguna actualización y aparece algún ejemplar muerto, pero no es como la primera semana que se notó una cantidad muy grande. Ahora es día a día. A veces tenemos menos cantidad de avistamiento de ejemplares que salen enfermos o muertos, porque se ha hecho una especie de meseta. Esperemos que en lo posible termine pronto”, consideró el presidente de la Fundación, Juan Lorenzani, en diálogo con Qué digital.

Además reparó en el caso de un ejemplar joven identificado de dos años de la especie de dos pelos Arctocephalus australis, que desde hace diez días convive en la lobería de la Escollera Sur y “sigue vivo” a pesar de que la colonia, por nexo epidemiológico, estaría infectada y en contacto. Frente a esa evidencia, para Lorenzani la posibilidad de enfermarse y fallecer “depende de la resistencia de cada individuo y sus anticuerpos”.

A nivel local, la muerte de lobos marinos de un pelo Otaria flavescens comenzó a observarse, según los registros del Senasa, a partir del 22 de agosto en ejemplares pertenecientes a las colonias del puerto de Quequén (Necochea) y Mar del Plata.

Cabe mencionar que ambas colonias se encuentran conformadas exclusivamente por machos de distintas edades que suelen concentrarse y moverse entre Quequén y Mar del Plata durante la época no reproductiva, que va desde febrero a diciembre. Luego, de diciembre a febrero gran parte de los animales migran hacia colonias ubicadas en Uruguay y la Patagonia para reproducirse.

Entre ambas colonias, según datos del Senasa, hay alrededor de 4.000 lobos marinos sobre los cuales se registró la muerte (hasta el martes) de 200 ejemplares: una cifra que representa una mortalidad del 5%. De esos 200 animales, al menos 115 corresponderían a Mar del Plata, según informó Fauna Argentina.

A su vez, el Senasa confirmó que también avanzó en la toma de muestras en pingüinos, para confirmar o no la compatibilidad con la enfermedad.

El virus “A H5N1”, según detalló el organismo nacional, está circulando por el mundo desde 2022 y es un subtipo de gripe aviar altamente patógena. Los primeros registros en Sudamérica fueron obtenidos a finales de 2022 en Perú, en donde ocasionó una “gran” mortalidad en aves silvestres y lobos marinos de un pelo en el norte de Chile y Perú. En Argentina, los primeros casos en aves fueron registrados en febrero de 2023.

En aquel entonces, las autoridades sanitarias informaron que la enfermedad no se transmite a las personas por medio del consumo de carne aviar o subproductos y que el riesgo de transmisión a humanos (que se da a través del contacto directo con animales infectados vivos o muertos o con el entorno contaminado) es bajo.

En ese sentido, desde la delegación local del Senasa, aclararon que los pocos casos confirmados en humanos fueron en personas que trabajan en granjas de aves afectadas por la enfermedad “con contacto muy estrecho y por tiempo prolongado con los animales enfermos”.

Leer también:

El virus se transmite por vía oral y respiratoria, se elimina por secreciones y puede sobrevivir en un ambiente por tiempo acotado según las variaciones térmicas diarias, humedad, radiación solar y viento, entre otras.

En el caso puntual de las playas, el organismo explicó que las mareas realizan un “lavado” y que el virus no sobrevive en el agua salada (mar) con lo que los ambientes costeros no representan riesgos para los humanos “salvo que se esté en contacto estrecho con animales enfermos o recientemente muertos”.

A continuación, las precauciones difundidas por el Senasa para quienes se encuentren en cercanía de algún ejemplar:

  • No acercarse y evitar el contacto directo o el acercamiento de mascotas.
  • Evitar el contacto directo con aves silvestres y solo observarlas a distancia.
  • No tocar superficies que podrían estar contaminadas con secreciones o heces de aves silvestres.
  • En caso de encontrar algún animal con signos nerviosos o muerto, evitar el contacto directo y notificar al Senasa a través de sus canales de comunicación: 1157005704, a través de la app “Notificaciones Senasa“, “Avisá al Senasa” en argentina.gob.ar/senasa, o en las oficinas de la zona portuaria.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

08/09/2023