Viernes 21 de junio | Mar del Plata
26/02/2024

La UCIP vuelve a pedir la intervención del Municipio contra vendedores ambulantes

Mientras desde el sector reclaman que se reglamente la actividad, la cámara comercial volvió a acusar “competencia ilegal”.

La UCIP vuelve a pedir la intervención del Municipio contra vendedores ambulantes
(Foto: archivo / Qué digital)

Luego de que un sector de vendedores ambulantes volviera a reclamar una ordenanza para regular formalmente su actividad y así obtener los permisos correspondientes, comerciantes de Mar del Plata −tras la fuerte caída registrada en las ventas de enero del 25,2%− denunciaron una situación de “competencia desleal” y pidieron al gobierno que intervenga para “ordenar” el uso del espacio público.

En medio de un panorama de “incertidumbre” tras haber registrado en enero un volumen de ventas “pésimo” y “malo” producto de la crisis económica que también se refleja en Mar del Plata y que, por otro lado, empuja la proliferación de emprendimientos en busca del sustento diario, la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (UCIP) salió a denunciar a los vendedores ambulantes por el uso del espacio público “en beneficio propio”, según apuntaron.

Así argumentaron que se produjo una “proliferación del comercio desleal” y los diferenciaron de “otros sectores de la economía social, feriantes y artesanos” por el tipo de productos que ofrecen. En este caso puntual describieron a los vendedores que “sin ambular” utilizan parte del espacio en plazas, veredas y avenidas para concretar sus ventas.

Leer también:

La denuncia se da a poco tiempo de que el Sindicato de Vendedores Ambulantes de Mar del Plata y Zona Atlántica (Sivara) volviera a reclamar por una ordenanza que regule su actividad y desde la UCIP solicitaron la intervención del gobierno municipal para ordenar los usos del espacio y “que lo público sea público y la actividad privada se instale en espacios privados”.

“Comerciantes cercanos a la Plaza Rocha, de San Juan y microcentro, reclaman desde hace años la comercialización de productos similares a los que ofrecen mientras que ellos pagan alquiler, impuestos, sueldos, cargas sociales, aportes sindicales e infinidad de conceptos”, graficaron.

Y señalaron que si bien los puestos son en la mayoría “improvisados”, al mismo tiempo también son de carácter “permanente” con variedad de productos que incluyen, por ejemplo, la venta de alimentos y anteojos que “en muchos casos infringen leyes de salud, impositivas y aduaneras”.

Por último, como parte de sus críticas directas hacia el sector, hicieron hincapié en los recientes conflictos internos gremiales. Es que en octubre, el sector cobró un gran visibilidad por una feria paralela a la que explota la Mutual 18 de Enero (perteneciente al Sivara) en la zona de la Rambla, lo cual incluyó un fuerte despliegue policial y acusaciones cruzadas.

Leer también:

En ese entonces, los cuestionamientos a la conducción del Sivara −que nuclea alrededor de 600 trabajadores− eran por parte de la Agrupación de Vendedores Ambulantes Independientes Marplatenses, quienes reclamaban poder afiliarse al gremio y participar de la feria ubicada en ese lugar y que desde hace años funciona con permisos precarios.

Esa interna se da en paralelo a la histórica demanda de quienes se desempeñan en el sector para regularizar su actividad y obtener permisos correspondientes para poder concretar su fuente de ingresos fuera de cualquier intermediario que no sea el Municipio.

Actualmente, más allá de algunos convenios como el firmado en 2023 con la administración de las playas del Complejo Punta Mogotes o la conformación de cooperativas, la actividad no está reglamentada y solo está limitada y supeditada a permisos municipales a través de la Ordenanza 1.457.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

26/02/2024