Jueves 11 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
05/07/2022

Parque Camet: reclaman intervención municipal ante una situación de “riesgo ambiental”

Lo solicitaron desde la Eco Asamblea a la Dirección de Ambiente y Desarrollo Sostenible, en el marco de sus numerosos reclamos en torno a la conservación del parque.

Parque Camet: reclaman intervención municipal ante una situación de “riesgo ambiental”
(Foto: archivo / Qué digital)

A través de un comunicado dirigido al director de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Municipalidad, la Eco Asamblea de Parque Camet solicitó la “urgente” intervención municipal frente a una situación que calificaron de “riesgo ambiental” en torno al estado de la reserva forestal. Asambleístas trabajaron en un basural a cielo abierto, mientras reiteran sus pedidos de planes de forestación y su rechazo a la tala de árboles y las cesiones de espacio en el sector público.

Hace menos de tres meses y luego de lo que fue la Asamblea de Intendentes frente al Cambio Climático, se oficializó la creación de la Dirección General de Ambiente y Desarrollo Sostenible por parte de Guillermo Montenegro, quien designó como titular a Matías Cosso, integrante de la Coalición Cívica.

El área, inédita en el gabinete municipal, más allá de la Dirección de Gestión Ambiental que depende del Ente de Servicios Urbanos, tiene el objetivo de “diseñar e instrumentar las políticas necesarias para preservar y mejorar el recurso ambiental del Municipio”, y es por eso que desde la Eco Asamblea decidieron trasladar sus planteos a la dependencia.

En ese sentido, tras la presentación de un amparo y a poco tiempo de presentar un informe que da cuenta de la cantidad de árboles talados, árboles quemados en riesgo de caída y dañados por el Club Biguá en el Parque, la Eco Asamblea volvió a advertir sobre la falta de planes municipales de forestación que, según remarcaron, no ocurren desde 1994. Solicitan la “urgente” intervención del Municipio.

Leer también:

“La reserva pública de Parque Camet ha sufrido en los últimos 30 años una tala intensiva, en muchos casos de manera ilegal. No tenemos conocimiento de un plan municipal de forestación en dicho espacio desde 1994, por lo tanto la densidad de arbolado ha disminuido notablemente, siendo esto muy perjudicial en términos socioambientales y contrario a lo recomendado para mitigar el cambio climático“, sostuvieron en el comunicado emitido a la Dirección.

Semanas atrás, en diálogo con Qué digital, la Eco Asamblea señaló a partir de su relevamiento que al menos 381 árboles fueron talados -cortados al pie-, en tanto que otros 110 estaban quemados en riesgo de caída y 78 dañados por el Club Biguá, en el 50% de las zonas arboladas. “Nos están faltando muchísimos árboles que originalmente teníamos en el parque. Por lo menos, alrededor de unos mil y eso es muchísimo”, denunció Fernando Lozada, miembro de la asamblea.

A la hora de pedir la intervención de la Dirección, desde la Eco Asamblea remarcaron en el documento las diferentes adhesiones que ha realizado el Municipio bajo el compromiso de mitigar el cambio climático, entre ellas, la adhesión a la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático (RAMCC).

También recordaron la creación en 2020 de un Consejo Municipal frente al Cambio Climático en la ciudad -a partir de una iniciativa de la Coalición Cívica-, organismo que debiera ser el encargado de la elaboración de un plan local de acción climática para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, entre otros objetivos puntuales.

A pesar de las adhesiones del Municipio, la Eco Asamblea reparó en algunas de las situaciones que complejizan el “riesgo ambiental” que sufre la reserva forestal de Parque Camet, como la presencia de microbasural a cielo abierto y el uso y explotación de tierra pública por parte del Club Biguá, dos problemáticas (a las que también se suma la falta de forestación) sobre las cuales el Municipio ha tenido nula o escasa intervención, según consideran.

Además, en lo que respecta al espacio público y su disidencia con las cesiones a los clubes, denunciaron que el Club Biguá utiliza una vez al mes parte del sector público del Parque Camet para utilizarlo como un “estacionamiento arancelado” por fuera del área que ostenta. Dicho uso, resaltaron desde la asamblea, no solo representa un “avasallamiento” sobre el espacio público de la reserva forestal sino que también produce un alto impacto ambiental ya que la circulación de una numerosa cantidad de vehículos “destruye parte del sector del verde y disminuye la permeabilidad del suelo”.

Leer también:

Por último, desde la Eco Asamblea advirtieron sobre la presencia de un basural a cielo abierto en el sector noroeste del Parque Camet, “en una cava que contamina seriamente las capas freáticas (aguas subterráneas) y, por lo tanto, la salud de toda la población“, denunciaron al sostener que se trata de una “importante cantidad de basura que filtra a las napas y que ahora se pudo ver a partir de una bajada del agua” aunque estiman que la acumulación de basura en ese sector es una constante hace años.

A partir de esta situación, la asamblea realizó en los últimos días una limpieza en el lugar con el objetivo de “mitigar la contaminación” que produce el basural y mientras esperan respuestas de intervención del Municipio que garanticen un “tratamiento” más profundo respecto al riesgo ambiental al que se enfrenta la reserva bajo la gestión del Ente Municipal de Deportes (Emder).

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios