Lunes 26 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
31/01/2018

Submarino: el testimonio de los familiares en la zona de búsqueda

Tras embarcarse en la corbeta Robinson, el tío de uno de los tripulantes le contó a QUÉ Digital cómo vivieron los diez días en altamar, entre la expectativa y la frustración. “Lo que falta es inversión; ojalá el gobierno tome conciencia”, dijo.

Submarino: el testimonio de los familiares en la zona de búsqueda
Claudio estuvo embarcado en la corbeta "Robinson" durante 10 días.

Entre la satisfacción por haber visto que “se hace todo lo posible” y la frustración de no haber dado con el submarino ARA “San Juan”. Así viven sus días los tres familiares que se embarcaron durante diez días en la corbeta ARA “Robinson” y recorrieron la zona de búsqueda, un poco más al norte del área donde fue detectada la anomalía en noviembre pasado.

Para Claudio Sandoval, tío de Celso Oscar Vallejos -sonarista, suboficial segundo y uno de los 44 tripulantes del submarino que lleva 76 días desaparecido- lo que vivió arriba de la corbeta lo llevará consigo “toda la vida”. Es que, según contó en diálogo con QUÉ Digital, haberse subido al buque y haber recorrido la zona de búsqueda le permitió tener una mirada más amplía respecto al trabajo de la Armada Argentina.

Claudio permaneció embarcado junto a otros dos familiares y una vidente durante unos diez días y en ese marco conoció en detalle no solo la gran labor de quienes están a cargo de la búsqueda sino lo bravo e imponente del mar. Aunque volvió a tierra firme con la frustración de no haber podido dar con algún rastro del navío, dijo estar muy conforme con el trabajo de la fuerza.

Para Claudio su travesía en altamar no solo significó un acercamiento con las tareas de búsqueda, sino que también le permitió corroborar la desinversión del Estado en relación al mantenimiento de la flota con la que cuenta la Armada. “Lo que falta la inversión; ojalá el gobierno tome conciencia e invierta en las fuerzas armadas, porque está todo muy abandonado”, graficó.

CLAUDIO FAMILIAR SUBMARINO ARA SAN JUAN  (2)

Horas después de retornar a Mar del Plata, y tras transmitirle al resto de los familiares los pormenores de su experiencia, Claudio dialogó con QUÉ Digital en la puerta de la Base Naval. Así relató que durante el viaje rastrillaron varias veces un sector ubicado al norte del sector donde fue detectada la anomalía: se trata de un área que no solo había sido indicada por la vidente con quien viajaron sino que es el rumbo que el submarino hubiera seguido en caso de haber continuado navegando.

“La sensación es que se hizo todo lo posible. El tipo de suelo para el sonar de la ‘Robinson’ fue ideal, la velocidad, el clima. La sensación es de satisfacción por haber visto a tanta gente trabajar de forma profesional. Y de estar tranquilos de que hicieron lo posible para lograr el objetivo, algo que todavía no se pudo dar”, resumió y agradeció, entre otros, el trabajo del comandante Augusto Rivolta y del segundo comandante Ariel Gómez.

En ese sentido, se refirió a cómo fueron sus sensaciones al momento de detectarse uno de los contactos, que luego fue descartado. “Fue estresante”, admitió y luego ahondó: “Vimos en primera persona lo que pasa, por eso decimos que estamos conformes con lo que vimos, el profesionalismo de la gente es increíble”.

Sobre el estado de las embarcaciones con las que cuenta la Armada, para Claudio “está todo muy abandonado”. “Los buques necesitan mantenimiento, todo tipo de cosas que se pueden mejorar: no tendríamos que pagarle a empresas extranjeras cuando nosotros podemos invertir en tecnología”, expuso.

En esa misma línea, y tras haber viajado diez días en la corbeta, para el tío del sonarista del ARA “San Juan”, la realidad es que “en primera persona se nota el deterioro de todo”. “La ‘Robinson’ tuvo un inconveniente para zarpar, tuvimos otro al volver; son buques viejos y los están mandando al mar con los recursos mínimos; no sabes qué puede pasar. A nosotros nos pudo haber pasado también volviendo, es bravo el mar”, señaló.

 EL PASO DEL TIEMPO, LAS HIPÓTESIS  Y LA ESPERANZA 

Durante su viaje en la corbeta “Robinson”, tanto Claudio como sus compañeros pudieron dialogar con comandantes y autoridades, a cargo de la búsqueda. Además de haber podido ver muchos documentos con información completa y pormenorizada, también hablaron sobre las hipótesis respecto a lo sucedido.

“Está descartado que haya sido hundido, que haya colisionado con otro buque, que algo nuclear haya explotado: la hipótesis es que el submarino perdió propulsión, pasó los 700 metros y el casco no resistió. Ellos se manejan con esa hipótesis, más allá de que hayamos ido a otra zona de búsqueda. La verdad es que da todo a que pasó lo que no queremos que haya pasado”, se lamentó.

Sin embargo, ni Claudio ni su familia pierden las esperanzas. “La esperanza la mantenemos, es raro eso. Vinimos mucho peor de lo que nos fuimos, por la impotencia de no haber encontrado nada…la vidente sigue sosteniendo lo mismo, varias personas también”, aseguró, antes de completar: “Esa luz de esperanza la vamos a seguir teniendo hasta que nos demuestren lo contrario, más allá de lo que dice la parte técnica. Hasta que no tengamos pruebas seguiremos teniendo esperanza”.

CLAUDIO FAMILIAR SUBMARINO ARA SAN JUAN  (5)

Claudio muestra el recorrido que realizaron con la corbeta “Robinson”

¿CÓMO SIGUE LA BÚSQUEDA?

En el último parte oficial emitido por la Armada Argentina, la fuerza informó que a los efectos de sostener las operaciones en el tiempo, se ha iniciado una etapa de reabastecimiento de las unidades de superficie.

En concreto, se puntualizó que el buque oceanográfico “Yantar” de la Federación Rusa se encuentra en el puerto de Buenos Aires efectuando un reabastecimiento; y posteriormente zarpará hacia el puerto de Montevideo donde embarcará combustible, para luego regresar al área de operaciones (se estima que al menos durante tres meses).

El transporte ARA “San Blas” se encuentra fondeado en la bahía Craker, reabasteciendo a la corbeta ARA “Spiro” y el aviso ARA “Islas Malvinas” con el ROV (vehículo operado remotamente) ruso embarcado “Panther Plus”, está en Puerto Madryn para atender temas logísticos. Ambas unidades tienen previsto zarpar hoy hacia la zona de operaciones

Además, desde la Armada aclararon que “se mantiene un esfuerzo de búsqueda ininterrumpido, con todo el personal y material apto disponible”. “En esta tarea no se escatimaron esfuerzos ni hubo restricciones presupuestarias: las unidades que no se encuentran en el mar, son aquellas que les están realizando trabajos de mantenimiento y reparaciones para posibilitar su disponibilidad”, señalaron.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

31/01/2018