Viernes 22 de octubre | Mar del Plata
¡Seguinos!
30/08/2021

Juzgan a uno de los “picaneadores” identificados por Jorge Julio López

Julio César Garachico cumple prisión domiciliaria en Mar del Plata y desde allí asiste de manera virtual al debate que se realiza en La Plata. También es juzgado el genocida Etchecolatz.

Juzgan a uno de los “picaneadores” identificados por Jorge Julio López
(Foto: archivo / Marcelo Nuñez)

El represor Julio César Garachico, ex jefe de calle de la Policía de La Plata que cumple prisión domiciliaria en Mar del Plata, comenzó a ser juzgado este lunes por el Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata, junto al genocida Miguel Etchecolatz, acusado por siete casos de secuestros y tormentos y tres homicidios cometidos durante la última dictadura cívico militar contra un grupo de militantes, entre ellos Jorge Julio López, quien lo involucró en su declaración antes de su segunda desaparición de 2006.

Desde su casa del barrio Juramento, Garachico, de 80 años, escuchó la acusación que pesa sobre él en la causa y que también tiene como acusado a Etchecolatz, que siguió la audiencia desde el Penal de Campo de Mayo donde cumple sus múltiples condenas a prisión perpetua.

Los jueces Andrés Basso, José Michilini y Alejandro Esmoris inicialmente dieron paso a la lectura de la elevación a  juicio del caso y posteriormente les otorgaron la posibilidad de prestar declaración: Garachico prefirió no hacerlo y remitirse a lo que había expresado durante la etapa de instrucción de la causa, en tanto que Etchecolatz dijo no reconocer a los magistrados como competentes para juzgarlo.

“Ustedes están violando la constitución nacional”, llegó a decirles a los jueces con su habitual tono provocador, dijo que “vivimos en un estado de decadencia moral” y agregó: “He expuesto mi vida luchando por una bandera celeste y blanca que ahora está desgarrada”. También dijo estar “aislado por el odio y necesidades de venganza”.

Tras sus palabras, los jueces dieron por concluida la primera audiencia del juicio –que se puede ver en vivo a través del canal de YouTube de La Retaguardia– y pautaron la segunda para el 13 de septiembre.

Garachico, quien fue jefe de calle de la Unidad Regional La Plata durante la última dictadura cívico-militar, está condenado a prisión perpetua desde 2014 por delitos de lesa humanidad cometidos en el centro clandestino de detención “La Cacha” que funcionó en Olmos, y goza de prisión domiciliaria en Mar del Plata desde noviembre de 2017.

En 2006, Garachico, que por ese entonces vivía en libertad en Puerto Madryn, fue señalado por Jorge Julio López como uno de sus torturadores en el centro clandestino de detención de Arana. A partir de allí, el represor se fue de la ciudad y se mantuvo prófugo hasta 2012, cuando fue detenido en Mar del Plata.

Leer también:

Ahora, Garachico es juzgado por el secuestro y tormentos aplicados a Jorge Julio López, Patricia Dell’Orto, Ambrosio de Marco, Norberto Rodas, Alejandro Sánchez, Francisco López Muntaner y Guillermo Cano y por los homicidios de Dell’Orto, De Marco y Rodas. Todos ellos permanecieron en cautiverio en centros clandestinos que funcionaron en la localidad de Arana, en el suroeste de la capital provincial.

Por su parte, Etchecolatz, que ya condenado por los casos de López, Dell’Orto y De Marco en 2006, está acusado en este nuevo juicio por los secuestros, tormentos y homicidios de Rodas y Sánchez.

De acuerdo a la acusación de la fiscalía, representada en el juicio por Hernán Schapiro, Gonzalo Miranda y Ana Oberlin, los casos de las siete víctimas ocurrieron entre fines de octubre y principios de noviembre de 1976 y su sustento probatorio radica especialmente en las cuatro declaraciones judiciales prestadas por Jorge Julio López antes de su segunda desaparición en 2006.

Parte de la acusación da cuenta que el 27 de octubre de 1976, López fue secuestrado de su domicilio situado en la calle 140 y 69 de La Plata. Él mismo reconoció entre sus secuestradores al propio Etchecolatz y a su chofer Hugo Alberto Guallama. Y sumó que el 1° de noviembre lo sacó de la celda Etchecolatz con el grupo de “picaneadores”, entre los que reconoció a Garachico. En esa oportunidad, explicó la víctima, lo volvieron a torturar.

De acuerdo a lo explicado por los investigadores, Garachico al momento de los hechos era oficial de la Policía bonaerense y jefe del servicio de calle de la Unidad Regional, pero según un documento que figura en su legajo al mismo tiempo trabajaba “en comisión” para el Destacamento 101 de Inteligencia del Ejército, desde donde se fijaban los objetivos de la represión ilegal en la zona.

Para la continuidad del juicio de espera que el primer testimonio sea el que brindó Jorge Julio López en el juicio a Etchecolatz realizado en 2006, en cuya etapa final desapareció y desde aquel entonces nada se sabe de él. Es que justamente en ese testimonio López mencionó tanto a Garachico como a Etchecolatz.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,