Martes 11 de mayo | Mar del Plata
¡Seguinos!
16/10/2015

Encuentro de Mujeres: “Fue un punto de inflexión en el país”

La comisión cuestionó el accionar de “grupos minoritarios” y aseguró que “la Iglesia también es responsable” de lo ocurrido. Remarcaron que “el saldo del encuentro no es ese, sino los talleres y las 65 mil mujeres que debatimos”.

Encuentro de Mujeres: “Fue un punto de inflexión en el país”
(Fotos: QUÉ Digital)

La comisión organizadora del 30º Encuentro Nacional de Mujeres en Mar del Plata trazó un balance de las actividades realizadas durante el pasado fin de semana por fuera de los incidentes generados en la Catedral, por los cuales responsabilizaron a “grupos minoritarios”, sectores “neonazis” y a la Iglesia, pero insistieron en que el saldo más importante que dejaron las jornadas fueron los talleres, debates, la marcha y lo positivo que dejó el Encuentro.

Con el correr del tiempo será difícil recordar el multitudinario Encuentro de Mujeres sin hablar de los incidentes que empañaron la convocatoria que reunió a más de 65 mil mujeres en Mar del Plata y que las organizadoras entienden que fue “un punto de inflexión en el país”.

Por eso, la última actividad como comisión organizadora fue una conferencia -que se realizó este jueves en 9 de Julio al 3500- en la que se intentó defender que lo positivo que dejó en el Encuentro resulta más importante que los incidentes ocurridos sobre el final del mismo.

Más de 120 mujeres de Mar del Plata organizaron el más masivo de los 30 encuentros. Al trabajo que comenzó tras regresar de Salta, donde se había realizado la última edición, se sumaron también unas 200 colaboradoras y coordinadoras para llevar adelante cada una de las actividades planteadas.

Organizadoras Encuentro Nacional de Mujeres

Hubo un debate muy intenso. Fue un éxito absoluto y un orgullo de estas mujeres que nos unimos para organizar semejante evento que se dio en el marco del #NiUnaMenos del 3 de junio y que desde entonces a la fecha tuvimos que lamentar 50 femicidios más”, resumieron las integrantes de la comisión organizadora.

En el mismo sentido, remarcaron que “todo se hizo a pulmón” y prácticamente sin dinero, solo con “voluntad”.

A modo de balance, Laura Ruocco, una de las organizadoras, destacó que “de las 80 escuelas destinadas a los talleres y el alojamiento solo tres tuvieron inconvenientes, todos ellos debido a problemas de infraestructura que todos conocemos y que son previos”, pero advirtió también que “no hay #NiUnaMenos sin emergencia nacional”.

A su turno, Alba Salinas remarcó que la masividad del Encuentro y el “intenso debate que se dio en cada uno de los talleres planteados sobre diversas temáticas”.

INCIDENTES: “NO NOS HACEMOS CARGO DE LOS GRUPOS MINORITARIOS”

El saldo interno del 30º Encuentro Nacional de Mujeres fue positivo. Nadie lo duda. Sin embargo, los incidentes ocurrieron, la violencia embarró la multitudinaria marcha por las calles de Mar del Plata y la represión le dio un final amargo a las jornadas.

Desde la comisión organizadora remarcaron que las mujeres que participaron de los incidentes en la Catedral forman parte de “grupos minoritarios que no participaron de los talleres” y expresaron: “No nos hacemos cargo de esos grupos, ya que el Encuentro es democrático y participan todas las mujeres que quieren”.

No obstante, expresaron un enérgico repudio a la “represión desmedida” que se generó el domingo por la noche en San Martín y Mitre.


“Queremos responsables de la terrible represión que por primera vez existió”, señalaron y luego aclararon que antes del inicio del Encuentro, parte de la comisión organizadora se había reunido con la Iglesia para explicarles las características de estas multitudinarias jornadas.

“Por eso tampoco son inocentes los responsables de la Iglesia que dejaron abierta la Catedral para que un grupo neonazi provocara al resto”, dijeron al respecto.

En este sentido, Alba Salinas consideró que “la represión policial fue verdaderamente exagerada en relación a lo que estaba ocurriendo”.

MARCHA ENCUENTRO DE MUJERES  (11)

Por su parte, la dirigente Alicia Reyley, otra de las organizadoras, aseguró que la complicidad de un sector de la Iglesia con “grupos neonazis” fue “una provocación” que “no fue solo al final de la marcha sino que había comenzado con las pintadas sobre los murales que le regalamos a la ciudad”.

“No justificamos lo que hicieron algunas compañeras al manifestarse de determinada manera. Pero a la sociedad que se ha horrorizado tanto con las pintadas y el afeamiento de las fachadas de edificios, con lo que no estamos de acuerdo, quisiéramos que reflexionen sobre los 10 femicidios que ocurrieron desde el 5 al 13 de octubre, tres en nuestra ciudad, dos durante el Encuentro Nacional de Mujeres. Ahí las cosas no se arreglan con pintura, la vida no se devuelve”, completó.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , ,