Martes 07 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
27/11/2022

Feria Social Mitre: 80 familias y 20 años de trabajo artesanal, manual y organizado

Este año venció la ordenanza que en los distintos gobiernos se extendió para habilitar la actividad. En la “ilegalidad”, artesanos y manualistas reclaman la renovación. Sus relatos.

Feria Social Mitre: 80 familias y 20 años de trabajo artesanal, manual y organizado
(Fotos: Qué digital)
Celeste Verdicchio

Por: Celeste Verdicchio

“El trabajo hecho a mano, como principal recurso para cubrir las necesidades de unas 80 familias en una feria organizada, se llama cultura”, así definen artesanos y manualistas de Mar del Plata el trabajo que año a año despliegan en la “Feria Social Mitre” sobre la calle Mitre de la Plaza San Martín. Desde 2001, todos los comienzos de octubre se tiñe de color la feria de temporada a través de sus puestos colmados de artesanías y manualidades desde joyería hasta las tradicionales bolas de boliche a la espera del público turista.

A 20 años de trabajo artesanal, organizado y autogestivo, un relato por las tensiones que atraviesan con el gobierno municipal en la búsqueda por preservar las fuentes de trabajo familiares.

Renovación de la ordenanza que habilita la actividad y reconocimiento de sus 20 años de trabajo autogestivo. Ese es el pedido concreto de artesanos, artesanas y manualistas dirigido al gobierno municipal. Nucleados en la ONG “Feria Social”, con mucha organización y también diferenciados de la lógica de funcionamiento de otras ferias de Mar del Plata —en un contexto de crecimiento de la economía social y popular—, relatan haber comenzado en abril de este año su “periplo por la legalidad”.

Es que desde el 2013, la Feria Mitre funciona a través de la sucesiva renovación de la Ordenanza 21468. Pero este año, la última prórroga venció en Semana Santa. “Y ahí nos encontramos con que el oficialismo no la quiere renovar“, sostuvo para Qué digital Aldo, referente de la feria que depende de la regulación de la Secretaría de Desarrollo Productivo e Innovación.

“Desde abril empezamos con todos los pasos burocráticos para poder renovar la ordenanza. Hicimos uso de la Banca 25 y llevamos nuestro reclamo adelante de los 24 concejales. Todos nos plantean que no hay problema, que la ordenanza se puede dar. Pero, en definitiva, hoy por hoy no la tenemos“, aseguró en relación al expediente que busca la renovación por tres años presentado en junio por el Frente de Todos ante el Concejo Deliberante.

En el tratamiento, la comisión de Obras elevó a lo largo de estos meses distintos pedidos de información al Ejecutivo para evaluar, por un lado, un pedido de estructuras específicas acorde a la normativa y, por el otro, al área de Preservación del Patromonio valoraciones acerca del funcionamiento de la Feria Mitre al estar ubicada sobre la Plaza San Martín, una “plaza fundacional” de General Pueyrredon.

En el mientras tanto y a casi dos meses del armado de los puestos —y luego del primer movimiento turístico que arrojaron los Juegos Evita y Bonaerenses de cara a la temporada de verano—, artesanas y artesanos admiten sostener su trabajo del día a día en la “ilegalidad”.

EL TRASFONDO DE UN PEDIDO DE ESTRUCTURAS

El quinto artículo de la ordenanza que habilitó durante estos años la feria de emprendedores y emprendedoras “pertenecientes a movimientos de trabajadores desocupados y organizaciones sociales”, según define la normativa, estableció como requisito la creación de módulos desmontables diseñados por las y los artesanos y el Departamento Ejecutivo con el objetivo de “renovar” la feria acorde a los usos del espacio público.

Sin respuestas del Ejecutivo para concretarlo y mientras el gobierno municipal reclama ese punto como condición para la renovación de la ordenanza —sostienen— las y los artesanos decidieron aproximarse a la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Mar del Plata en donde recibieron una propuesta —de cara al año siguiente— de trabajo junto a estudiantes para el diseño de módulos desmontables “acordes a lo que reclama la Municipalidad”. 

“Todo lo que se ve en esta feria lo hicimos nosotros. Se arma y se desarma. Nunca el Ejecutivo ni ninguno de turno nos dio una mano. Ahora todos los concejales nos reclaman ese punto y en eso estamos. Por el momento vamos haciendo todo lo que podemos hacer para seguir trabajando”, definió Aldo. 

Leer también:

AUTOGESTIÓN Y TRABAJO FAMILIAR

Gran parte de las 80 familias que hoy forman parte de la Feria Mitre, según relatan las y los artesanos, comenzaron su trabajo en 2001. Pero el paso de estos 20 años llevó a que muchos de quienes integran hoy la feria también sean “hijos y nietos de esas familias que entraron por aquellos años”.

Por eso, más allá de concretar una habilitación formal que les garantice la “legalidad”, artesanos y artesanas buscan preservar sus fuentes de trabajo familiares y autogestivas construidas con el paso de los años, con el temor latente de su destino —aseguran— ante ciertas intenciones de traslado hacia otras zonas y la incertidumbre que genera el rumor de la posible creación de un programa municipal e integral de ferias en Mar del Plata

Carolina es una de las tantas feriantes que está desde los primeros años de la Feria Mitre. Hace 16 años, embarazada, empezó a trabajar en el puesto de su familia. Hoy, —como una suerte de traspaso familiar— lo atiende junto a su “compañero” y su hijo de, justamente, 16 años: “Esto son puestos familiares. Con mi familia nos dedicamos a la artesanía y venimos por turnos para tener la feria bien linda. Hemos críado hijos sanos gracias a que tuvimos este ingreso. Ellos están contenidos porque tienen a sus padres con laburo“, cuenta.

“LA UNIÓN Y LA SOLIDARIDAD”

Si algo los define, para las y los artesanos de la Feria Mitre, es la unión y la solidaridad. “Esa es nuestra esencia. Ayudarnos entre nosotros cuando alguno tiene algún problema o está complicado. Ahora tenemos compañeros en esa situación y la verdad es que nos vamos ayudando“, admitió Aldo. Como una “gran familia” que “a veces se pelea y después se arregla”, relata, la contención y ayuda es lo principal entre feriantes.

En plena temporada de verano, muchos de los puestos comienzan su actividad por la mañana y finalizan a las dos o tres madrugada. Para Carolina, eso también genera un agregado de valor de movimiento y consumo local: “Sánguches, café, de todo. Viene el cafetero y le comprás. La feria termina generando muchos ingresos a locales de alrededor porque estamos mínimo ocho horas acá y consumimos. También compramos los insumos acá, en Mar del Plata. Telas, lanas, hilos. Se genera consumo y muchas personas indirectamente viven de nosotros y nosotros, a su vez, del turismo“.

Pero esas características no son las únicas que definen a la Feria Mitre. También, como relata Matías, se diferencian del resto de las ferias de Mar del Plata por una sencilla razón: no solo son una feria exclusivamente de temporada, sino que solo se admiten feriantes que sean artesanos o manualistas, es decir, que aquellos productos para la venta sean elaborados por manos artesanas, sin lugar a la reventa.

“Eso es lo que nos diferencia de otras ferias además de estar organizados en asamblea constante, viernes por medio. Ahí debatimos posibles mejoras, rubros. Para que haya un ingreso de feriante, por ejemplo, se tiene que dar una baja. Pero la condición es esa, que sea artesano o manualista. Somos 80, dentro de cada puesto a veces laburan dos familias, y no es que el día de mañana esto se vaya a poblar. El Municipio tiene miedo de eso, pero no va a ocurrir”, apuntó.

“Dependemos de Producción (sic) y eso es lo único en común con la Feria Rocha que tenemos. Pero en sí, nosotros somos totalmente distintos. Somos una feria de temporada, con diferentes épocas y puestos fijos desde las diez de la mañana hasta las dos o tres de la mañana. En verano, vivimos prácticamente acá. Y todo lo montamos nosotros. Por eso la idea de tener gazebos sería locura“, describió.

Aldo, por su parte, sumó: “Vamos a seguir insistiendo. Estamos nucleados dentro de la ONG Feria Social Mitre, que es algo que no todas las ferias tienen, y eso nos da la posibilidad de sacar la ordenanza además de ser lo que nos avala para estar bien constituidos. Somos una feria totalmente independiente. No tenemos nada que ver con el resto de las ferias de Mar del Plata como las viejas de la Diagonal, la nueva en la Plaza Rocha o la que está enfrente a la Municipalidad con la UTEP y el MTE. Estamos desde el 2001, cuando no había ferias. Por eso es que para nosotros es tan importante seguir nuestro camino“.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios