Sábado 13 de julio | Mar del Plata
08/03/2024

Otro 8M en las calles de Mar del Plata: “No daremos ni un paso atrás”

Una masiva marcha recorrió la avenida Luro con fuertes mensajes ante las regresivas políticas de Javier Milei: “Pretende avanzar en la destrucción de derechos conquistados”

Otro 8M en las calles de Mar del Plata: “No daremos ni un paso atrás”
(Fotos: Qué digital)

Con realidades y consignas atravesadas por las políticas regresivas del gobierno de Javier Milei, las calles de Mar del Plata volvieron a ser escenario en este 8M de una nueva y masiva marcha por el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. A lo largo de la avenida Luro miles de personas conmemoraron la jornada, reclamaron por las reivindicaciones que siguen en espera y apuntaron directamente contra el gobierno nacional, que este viernes se ocupó de lanzar una nueva provocación. “No daremos ni un paso atrás”, avisaron en el documento oficial y señalaron que el presidente “pretende avanzar en la destrucción de derechos conquistados”.

Como parte de una jornada de paro por el 8M que se sintió en distintos espacios de trabajo, principalmente en la administración pública, la concentración para la posterior marcha en Mar del Plata empezó hacia las 16 en un punto distinto con respecto a otros años: no fue sobre el monumento a San Martín frente al Municipio sino en la avenida Luro y San Juan, a la altura de la terminal ferroautomotora.

A partir de allí fue que se inició la marcha, que partió a las 17.20 por todo el ancho de la avenida, hacia el monumento, que sí volvió a ser el punto final con la lectura del documento oficial. A lo largo de la movilización, distintas personas se fueron sumando a medida que las columnas avanzaban por las distintas calles. Según la organización, fueron al menos seis las cuadras completas de gente por la avenida que conformaron la marcha.

Leer también:

En recuerdo a la decisión tomada en 1910 en la Conferencia Internacional de Mujeres Socialista que proclamó el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora -en homenaje a las mujeres fallecidas en 1908 en un incendio en una fábrica Cotton, de Nueva York, Estados Unidos, luego de que se declararan en huelga- el documento señaló la conmemoración de la lucha de las mujeres y disidencias trabajadoras “por la igualdad, el reconocimiento, la justa distribución de las riquezas y el ejercicio efectivo de los derechos”.

La consigna de este año estuvo signada por la coyuntura de estar ante un gobierno nacional negador de los derechos, los avances logrados y las reivindicaciones que quedan por concretarse: “Contra el ajuste y las violencias generadas desde el gobierno nacional, encabezado por Javier Milei”.

Este mismo 8M el gobierno lanzó otra provocación a mujeres y disidencias: mandó al vocero presidencial, Manuel Adorni, a anunciar en conferencia que el “Salón de las Mujeres” de la Casa Rosada pasará a llamarse “Salón de los Próceres” por decisión de la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei.

“Este gobierno ha elegido al movimiento de mujeres y disidencias como su enemigo público, su política nos golpea particularmente y pretende avanzar en la destrucción de derechos conquistados”, plantearon en el documento leído como parte de la marcha y lo calificaron como un gobierno “patriarcal y violento”.

Y así señalaron que las medidas tomadas por el gobierno nacional “impactan doblemente” en mujeres y disidencias. “A la ya desigual inserción en el mercado laboral que históricamente venimos denunciando, se suman, con el actual gobierno, medidas económicas que ponen en riesgo miles de puestos de trabajo, así como un empobrecimiento general de nuestros salarios, medidas de ajuste fiscal que implican cientos de despidos de trabajadoras estatales, recortes en los programas sociales con que se sostienen compañeras de la economía popular, falta de provisión a comedores comunitarios y falta de cobertura en salud y medicamentos”, enumeraron.

“La patria no se vende” se sumó el cancionero a lo largo de la movilización en la que mujeres y disidencias llamaron a defender sus conquistas, entre las que mencionaron “la implementación del convenio 190 de la OIT para erradicar la violencia en el ámbito laboral”, la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), la Educación Sexual Integral (ESI), la ley de cupo laboral travesti trans y la de identidad de género.

Leer también:

Además, criticaron la decisión de prohibir el lenguaje inclusivo en las comunicaciones oficiales de la Nacion: “No cederemos en la necesidad de ser nombradas en cada momento, el femenino en todo documento oficial es necesario porque somos la mitad de la población y hemos sido invisibilizadas demasiado tiempo”. Y apuntaron contra el cierre del Ministerio de Mujeres Géneros y Diversidad de la Nación y contra el desmantelamiento del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

A nivel municipal, también plantearon reclamos y denunciaron una “desfinanciación” de la Dirección de Políticas de Género.

“Estamos aquí para decirle al gobierno nacional, y a quienes son cómplices en acompañar las medidas antipopulares por acción u omisión como el intendente Guillermo Montenegro, que las mujeres y disidencias vamos a seguir reclamando por políticas públicas con presupuesto acorde para combatir las desigualdades de género y las violencias”, expresaron.

Organizaciones y partidos de izquierda de Mar del Plata, que también se movilizaron con una columna como parte de la marcha, también cargaron contra Milei, coincidieron en que puso a las mujeres y disidencias “en el centro de los ataques” y reclamaron la convocatoria a un nuevo paro general: “Este 8M es una gran oportunidad para volver a poner la fuerza de las mujeres y diversidades en el centro de la escena. La ola verde tiene que volver a mostrar su fuerza y la única manera es con una organización con una total independencia política y reclamando a la CGT y CTA un gran paro nacional y plan de lucha en defensa de las mujeres y toda la clase obrera”.

Uno de los tantos reclamos en particular expuestos fue el de mujeres y disidencias trabajadoras de la economía popular que reclamaron “la regularización y descongelamiento de los salarios sociales complementarios” que se perciben como parte de programas sociales como el Potenciar Trabajo y reclamaron “el reconocimiento y apoyo al trabajo diario”: “Somos quienes sostienen las ollas en los barrios, un trabajo esencial que se intenta desaparecer con la falta de entrega de alimentos dejando cientos de familias que quedan desamparadas como resultado de la falta de políticas públicas de este gobierno”, apuntaron desde la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP).

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

08/03/2024