Jueves 11 de agosto | Mar del Plata
¡Seguinos!
02/07/2022

A los 93 años, murió el genocida Miguel Etchecolatz

Con seis condenas a perpetua y juicios pendientes, el ex jefe de la Dirección de Investigaciones de la Policía Bonaerense falleció a los 93 años.

A los 93 años, murió el genocida Miguel Etchecolatz
(Foto: Carlos Cerleme / Télam)

El genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz falleció este sábado por la madrugada mientras se encontraba internado en una clínica, y mientras permanecía detenido en la Unidad N°34 de Campo de Mayo por múltiples delitos de lesa humanidad. Fue nueve veces condenado por delitos cometidos durante la última dictadura cívico-militar, seis de ellos a perpetua, y tenía juicios pendientes. Además, era el principal apuntado por la segunda desaparición de Jorge Julio López, ocurrida en 2006 y tras declarar en su contra.

El ex jefe de la Dirección de Investigaciones de la Policía Bonaerense había sido beneficiado semanas atrás con prisión domiciliaria por una resolución de la sala II de la Cámara Federal de Casación Penal -la misma que dictaminó a favor de la excarcelación a Eduardo Ullúa, condenado a perpetua por crímenes de la CNU- aunque continuaba preso por el resto de las condenas que había recibido desde 2006, seis de ellas a perpetua.

Desde hace semanas, su estado de salud había empeorado y había tenido que ser internado en terapia intensiva en una clínica de Merlo hasta su fallecimiento, confirmado este sábado a la mañana.

Actualmente, Etchecolatz estaba siendo juzgado en otros dos juicios que se llevan adelante en La Plata y está procesado o bajo investigación en al menos otras tres causas.

Leer también:

“LLEVARSE EL SECRETO A LA TUMBA”

Miguel Osvaldo Etchecolatz era un represor con fuerte vinculación con Mar del Plata, teniendo en cuenta que su casa del Bosque Peralta Ramos fue donde pasó sus últimos días fuera de una cárcel, en 2018. Es, además, según la referente local de Abuelas de Plaza de Mayo, Carmen Ledda Barreiro de Muñoz, quien sabe dónde está su nieto, nacido en el centro clandestino de detención Pozo de Banfield donde su hija, Silvia, permanecía secuestrada desde diciembre de 1976 y que hoy, 46 años después, sigue desparecida.

“Este sujeto que está acá sabe dónde está mi nieta, sabe dónde están los restos de mi hija. Entonces no fue”, decía Ledda Barreiro en aquel 2018 a Qué digital, frente a la casa de Etchecolatz en el Bosque, el día en que se conoció que su prisión domiciliaria fue revocada.

El nieto de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo filial Mar del Plata nació en el Pozo de Banfield, cuyo responsable de este Centro Clandestino de Detención conocido por ese nombre entre 1976 y 1979 es nada menos que Miguel Wolk, quien cumple arresto domiciliario en una casa de Punta Mogotes.

“¿Sabés cuál es el tema? Ellos se van a llevar el secreto a la tumba. Y a mí me queda poco tiempo para conocer a mi nieta. El último hecho de impunidad de estos tipos es llevarse el secreto a la tumba y es un triunfo para ellos, así lo viven”, lamentaba Ledda en aquel entonces, cinco años antes de que finalmente ocurriera lo que tanto temía, que el secreto se vaya con Etchecolatz.

LAS CONDENAS DE MIGUEL ETCHECOLATZ

miguel etchecolatz

Etchecolatz acumula nueve condenas en su contra por crímenes de lesa humanidad, seis de ellas a perpetua, aunque a partir de su unificación todas las impuestas se ejecutan en esos términos.

  • En 1986, y el marco el juicio a las juntas militares, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal de Capital Federal lo condenó a 23 años de prisión como autor del delito de aplicación de tormentos reiterado en 91 casos.
  • El 29 de marzo de 2004 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata lo condenó –por mayoría- a 7 años de prisión. A su vez, Casación en 2005 redujo la pena a 3 años de prisión.
  • El 19 de septiembre de 2006 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata lo condenó a la pena de reclusión perpetua por el homicidio de seis víctimas, y por los delitos de privación ilegal de la libertad y aplicación de tormentos en siete casos.
  • El 26 de septiembre de 2013 esas tres condenas fueron unificadas al encontrarse firmes. Así, el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata (integrado por Carlos Rozanski, Pablo Jantus y Pablo Vega) lo condenó a la pena única de prisión perpetua.
  • El 19 de diciembre de 2012 el Tribunal Oral Federal N° 1 de La Plata lo condenó a prisión perpetua en el juicio por crímenes cometidos en el denominado “Circuito Camps”. Lo encontraron culpable de 15 homicidios con distintos agravantes, de 143 casos de privación ilegítima de la libertad en numerosos casos sumada a la aplicación de tormentos y de la sustracción, retención y ocultamiento de cinco menores de edad. En 2020 la sala I de la Cámara de Casación confirmó la sentencia.
  • El 24 de octubre de 2014 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata lo condenó a prisión perpetua por su “complicidad en el genocidio perpetrado durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983) al intervenir en la matanza de miembros de un grupo nacional” y concretamente por dos homicidios. El 7 mayo de 2021 la pena fue confirmada por la sala I de la Cámara de Casación.
  • El 23 de marzo de 2016 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata (jueces Germán Castelli, César Álvarez y Roberto Lemos Arias) lo condenó a 25 años de prisión por el secuestro del poeta Daniel Omar Favero y de la estudiante de Bellas Artes María Paula Álvarez, hecho calificado como desaparición forzada y genocidio, aunque la pena fue unificada y se fijó la perpetua.
  • El 26 de octubre de 2018 el Tribunal Oral Federal Nº 6 de la Ciudad de Buenos Aires (jueces Rodrigo Giménez Uriburu y Guillermo Costabel y Sabrina Namer) lo condenó a prisión perpetua por privación ilegítima de la libertad y aplicación de tormentos contra 125 víctimas y por un homicidio, delitos cometidos en los centros clandestinos de detención que funcionaron en la División Cuatrerismo de la Brigada Güemes, en La Matanza, y en la comisaría primera de Monte Grande, partido de Esteban Echeverría. En mayo de 2021 la sala IV de la Cámara de Casación confirmó la condena.
  • El 2 de diciembre de 2020 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata (jueces Alejandro Esmoris, Pablo Vega y Nelson Jarazo) lo condenó a perpetua por crímenes cometidos en el centro clandestino de detención que funcionó en la Brigada de Investigaciones de San Justo: fue responsable de 48 hechos de privación legal de la libertad, con aplicación de tormentos y apremios ilegales, y de 8 hechos de privación ilegal de la libertad con violencia y tormentos agravada por resultar la muerte de las víctimas.
  • El 13 de mayo de 2022 el Tribunal Oral Federal N°1 de La Plata (jueces Andrés Basso, José Michilini y Alejandro Esmoris) lo condenó a perpetua por dos homicidios y privación ilegal de la libertad y aplicación de tormentos contra las mismas víctimas en centro clandestino denominado “Pozo de Arana”.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,


Comentarios