Miércoles 28 de febrero | Mar del Plata
¡Seguinos!
05/03/2023

Presentarán un proyecto para el reconocimiento salarial de cocineras comunitarias

Será presentado este 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, en el Congreso de La Nación. En Mar del Plata, desde La Poderosa encabezarán una “olla popular” y jornada de movilización.

Presentarán un proyecto para el reconocimiento salarial de cocineras comunitarias
(Foto: archivo / Qué digital)

Reconocer y visibilizar el trabajo que miles de personas realizan a diario en comedores y merenderos de barrios populares de todo el país y también en la ciudad es el objetivo que persigue el proyecto de ley que el movimiento La Poderosa presentará en el Congreso de la Nación este 8 de marzo en el Día de la Mujer Trabajadora en busca de un reconocimiento salarial. En Mar del Plata será acompañado con una “olla popular” desde el espacio asambleario local del barrio Las Dalias frente al monumento a San Martín. A nivel local, una iniciativa similar había sido impulsada en 2020 aunque solo se aprobó la instancia de reconocimiento y no de subsidio para afrontar los costos de mantenimiento.

Luego de presentar un informe sobre la pobreza realizado junto a UNICEF, este 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, La Poderosa presentará frente al Congreso de la Nación un proyecto de ley que apunta al reconocimiento salarial del trabajo de miles de mujeres y diversidades en comedores y merenderos de barrios populares de todo el país, tarea que en la pandemia evidenció mucho más su rol fundamental para, en medio de la crisis, garantizar al menos el alimento en los sectores más vulnerables.

Es que, según sostienen, en todo el país las cocineras comunitarias alimentan a más de 10 millones de personas por día, para lo cual es necesario destinar alrededor de 8 horas diarias sin ninguna retribución a cambio. Parte del informe, que se puede ver en formato audiovisual a través de la plataforma de YouTube, pone de manifiesto el impacto de la pobreza en los niños y niñas y lo imprescindible de ese trabajo comunitario en las cocinas: según UNICEF, en Argentina 2 de cada 3 niñas y niños son pobres o están privados de derechos básicos mientras que el 57% de quienes asisten a comedores o merenderos son niñeces y juventudes.

Es por eso que el proyecto de ley apunta a garantizar desde el Estado a al menos 70 mil mujeres y disidencias de todo el país un ingreso que tenga como piso el salario mínimo, vital y móvil y derechos laborales básicos como seguridad social, jubilación, licencia por maternidad y aseguradora de riesgos del trabajo (ART).

(Foto: Qué digital)

Al momento de argumentar de dónde saldrían los recursos, desde La Poderosa aseguran que representa una inversión social que equivale a menos del 0,07% del PBI nacional, o bien al 10% de lo que destina el gobierno nacional a servicios de Inteligencia o al 0,14% de los servicios de deuda previstos en el Presupuesto 2023.

Leer también:

“Lo que nosotros exigimos es que se deje de invisibilizar todo ese trabajo, que es mucho y que hacen muchísimas personas. No se trata del simple hecho de cocinar una comida, es un trabajo que requiere muchísima organización: gestionar los recursos, hacer que llegue a los lugares, mantener las condiciones sanitarias para comer, servir, limpiar, acompañar a muchas familias que vienen en situaciones muy graves y se acercan a los comedores y merenderos como primer espacio de soporte comunitario“, describió en diálogo con Qué digital Cecilia Monte, vecina del barrio Las Dalias y referente del espacio asambleario que está en Mar del Plata desde 2018.

En números, afirman que el espacio comunitario cuenta con 1.700 cocineras en todo el país, de las cuales 20 trabajan a nivel local y sirven 200 raciones de comida en una olla semanal los jueves, para aproximadamente unas 50 familias, más meriendas para entre 40 y 70 infantes.

La necesidad de reconocimiento de ese trabajo invisibilizado que “viene parando la olla para muchas personas” se refuerza también en lo que Cecilia describe como la “triple jornada laboral”: en muchos casos, mujeres y disidencias continúan trabajando en sus hogares como “sostén y cabeza de la familia” con la crianza de niñeces y el mantenimiento de la casa; a eso se puede sumar el trabajo por fuera de los hogares “para tener algún ingreso de dinero”; y las horas dedicadas a los espacios comunitarios como ollas, comedores y merenderos populares.

A nivel local, y en paralelo a un proyecto nacional, una iniciativa similar fue impulsada en 2020 por el Frente de Todos a través de un proyecto de ordenanza que apuntaba no solo al reconocimiento del trabajo comunitario y su importancia en la pandemia, sino también a un aporte económico municipal que ayude a afrontar los costos de mantenimiento de los espacios comunitarios como gas, luz y agua. La normativa, sin embargo, se aprobó solo en la instancia de reconocimiento.

Leer también:

Mientras tanto, los innumerables reclamos realizados por los Comités Barriales de Emergencia (CBE) durante la pandemia por recortes en la asistencia alimentaria municipal, continúan repitiéndose con el paso del tiempo aunque ahora principalmente desde organizaciones y movimientos sociales no alineados al gobierno nacional y con planteos dirigidos tanto a nivel municipal, como provincial y nacional ante un contexto de crisis económica y social, junto a la pérdida del poder adquisitivo ante la inflación.

“Hoy una familia de 5 integrantes necesita $172 mil según la canasta básica total de los cuales $75 mil son para comer. La realidad es que, hoy por hoy, hay 10 millones de personas que comen a través de los comedores y merenderos. Esto es un trabajo que venimos haciendo desde hace mucho tiempo, pero no celebramos la existencia de comedores: lo mejor sería que cada persona acceda al derecho básico de la comida. Pero esta es una realidad que existe desde hace muchos años”, afirmó la referente barrial de Las Dalias.

Por último, detalló que la sede local que funciona en el Centro Cultural “Ramona Medina” (en homenaje a la referente de la Villa 31 que falleció por covid-19 luego de denunciar la falta de agua en el barrio) en Godoy Cruz 6778, en donde realizan también talleres, clases de fútbol, acompañamiento de género y donde funcionan cooperativas, no recibe asistencia alimentaria por parte de la Secretaría de Desarrollo Social municipal y solo cuenta con “algunas ayudas” de la Provincia de Buenos Aires y el envío de mercadería -principalmente de arroz y harinas- del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

05/03/2023