Martes 23 de abril | Mar del Plata
26/03/2024

Desde su casa en Mar del Plata, el represor Wolk sumó una segunda condena a perpetua

El expolicía y jefe del centro clandestino “Pozo de Banfield” fue condenado en un juicio realizado desde octubre de 2020 en La Plata.

Desde su casa en Mar del Plata, el represor Wolk sumó una segunda condena a perpetua

Después de más de tres años de juicio, el represor Juan Miguel “El Nazi” Wolk escuchó este martes desde su casa de Mar del Plata su segunda condena a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad cometidos en la última dictadura cívico militar en centros clandestinos de detención que funcionaron en la zona sur del conurbano bonaerense. Además, en el histórico proceso, que se llevó adelante en La Plata y en el que se incluyeron casos de centenares de víctimas, fueron condenados otros diez represores.

El  Tribunal Oral Federal Nº1 de La Plata, integrado por Ricardo Basílico, Walter Venditti, y Esteban Rodríguez Eggers, condenó este martes a Wolk a perpetua al encontrarlo culpable de cientos de crímenes calificados como privación ilegal de la libertad, tormentos, abuso sexual, aborto forzoso, reducción a la servidumbre, sustracción, retención y ocultación de menor de 10 años, homicidio calificado por alevosía y por haberse cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, desaparición forzada agravada por el resultado muerte, desaparición forzada de personas cuyos restos no fueron hallados, desaparición forzada por tratarse de mujeres embarazadas y desaparición forzada por tratarse de menores de 18 años.

A su vez, en la sentencia otros nueve represores también recibieron condenas a perpetua y uno a 25 años en tanto que otro resultó absuelto. En el proceso también estuvo involucrado Miguel Etchecolatz, que murió en julio de 2022.

Leer también:

El accionar de Wolk está directamente vinculado con el caso de la desaparición de la hija de Ledda Barreiro, la histórica presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo Mar del Plata que murió en diciembre pasado sin poder encontrar a su nieto. Es que Silvia Graciela Muñoz, de 21 años, fue secuestrada en La Plata el 22 de diciembre de 1976, embarazada de dos meses, y permaneció detenida en varios centros clandestinos, entre ellos el “Pozo de Banfield”.

Ledda Barreiro en una protesta en 2016 afuera de la casa de Wolk (Foto: archivo / Qué digital)

Uno de los acusados por ese hecho y ahora condenado es justamente el ex policía bonaerense (Wolk fue director de Investigaciones Zona Metropolitana y jefe del centro clandestino de detención “Pozo de Banfield”) que desde 2016 cumple prisión domiciliaria en Mar del Plata. De hecho, las inmediaciones del Bosque Peralta Ramos han sido escenario de distintas protestas año atrás por parte de organismos de derechos humanos que reclamaban el juzgamiento del “Nazi“, como lo apodaban.

Eso fue finalmente lo que ocurrió en este juicio que se inició en octubre de 2020 y en el que este martes se escuchó la sentencia. En él también estuvieron contenidos casos de otras víctimas vinculadas directamente con Mar del Plata como Gregorio Nachman, Juan Carlos Abachian, Gladis Noemí García Niemann, Marta Noemí Yantorno, Patricia Huchansky Serebrinsky y Emilse Moler, entre otros.

En sus últimas palabras dadas en la audiencia previa a la sentencia de este martes, Wolk había negado las acusaciones en su contra al afirmar no haberse desempeñado en las áreas comprendidas a los crímenes juzgados en el debate.

Su condena llegó acompañada en la sala de audiencias del TOF de La Plata con aplausos, con gritos de “asesino” y “genocida” y con un nuevo reclamo para “que diga dónde están los bebés que se robaron”.

Protesta en 2016 afuera de la casa de Wolk (Foto: archivo / Qué digital)

También incluyó una llamada de atención del juez Basílico a Wolk ya que en medio de la lectura de la condena se fue de delante de la cámara que lo mantenía conectado con la audiencia vía Zoom.

Wolk ya había sido condenado a prisión perpetua en mayo del año pasado en otro juicio conocido como “Hogar de Belén” que también se llevó a cabo en La Plata y que lo tuvo como uno de los expolicías acusados de dos masacres perpetradas en marzo de 1977 en Almirante Brown y Lavallol, que culminaron con los homicidios de seis personas y la apropiación de tres hermanos cuando tenían 2, 4 y 5 años.

Leer también:

EL JUICIO

A lo largo de los alegatos en este juicio, los fiscales Gonzalo Miranda y Ana Oberlin habían requerido que los doce acusados que llegaron a esta instancia fueran condenados a prisión perpetua por cientos de crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención que funcionaron en las brigadas de Banfield (Pozo de Banfield”), Quilmes (“Pozo de Quilmes”) , San Justo y Lanús (“El Infierno”).

Wolk estuvo acusado tanto en la causa del “Pozo de Banfield” como en la de “El Infierno”. En el primer caso se trata de la Brigada de Investigaciones de esa localidad del partido de Lomas de Zamora, el cual funcionó como centro de detención y maternidad clandestina. Por allí pasaron más de 300 personas entre los años 1974 y 1978. “El Infierno”, por su parte, era la Brigada de Investigaciones de Lanús con asiento en Avellaneda y entre julio de 1976 y noviembre de 1978 fue utilizado como centro clandestino, por el que pasaron al menos 64 personas.

Una de las novedades y avances que incorporó el juicio fue el tratamiento de crímenes cometidos en el “Pozo de Banfield” contra víctimas trans y travestis, cuyos casos fueron visibilizados y abordados con las particularidades que tuvo la persecución hacia ellas.

Además de la de Wolk, la histórica sentencia dictada este martes también incluyó las siguientes condenas:

  • Federico Minicucci, ex jefe del Regimiento de Infantería Mecanizado N°3 de La Tablada: perpetua.
  • Guillermo Alberto Domínguez Matheu, ex jefe de Actividades Psicológicas: perpetua.
  • Jaime Smart, ex ministro de Gobierno bonaerense: perpetua.
  • Jorge Héctor Di Pasquale, ex integrante del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército en La Plata: perpetua.
  • Roberto Armando Balmaceda, ex integrante del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército en La Plata: perpetua.
  • Alberto Julio Candioti, ex integrante del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército en La Plata: 25 años de prisión.
  • Carlos Gustavo Fontana, ex integrante del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército en La Plata: perpetua.
  • Jorge Antonio Bergés, ex médico de la Dirección de Investigaciones: perpetua.
  • Luis Horacio Castillo, ex oficial inspector de las brigadas de Investigaciones de Banfield y de Lanús: perpetua
  • Carlos María Romero Pavón, ex jefe de la Sección Reunión Interior del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército: perpetua.

Por su parte, Enrique Augusto Barre (ex segundo jefe de la División Delitos contra la Propiedad de la Dirección de Investigaciones) resultó absuelto. Según anunciaron los jueces, los argumentos de la sentencia se darán a conocer el 5 de julio.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

26/03/2024