Sábado 13 de abril | Mar del Plata
02/04/2024

Malvinas, a 42 años: reclamos y críticas ante la “parálisis diplomática” de Milei

Desde el Centro de Ex Soldados Combatientes advirtieron por un “deterioro en la defensa de la soberanía” y pidieron “cambiar el rumbo de la política exterior”.

Malvinas, a 42 años: reclamos y críticas ante la “parálisis diplomática” de Milei
(Fotos: Qué digital)

Con críticas a la política exterior del gobierno de Javier Milei en torno a Malvinas al punto de definir que se está ante una “parálisis diplomática” en el reclamo de la soberanía nacional y con el orgullo de ver que hijos y nietos ya toman la posta para “mantener la lucha contra el olvido”, el Centro de Ex Soldados Combatientes de Mar del Plata llevó a cabo este martes el acto central al cumplirse 42 años de la guerra. Este año la institución cumplirá 40 años y su presidente, José María Coty Lambertini, valoró su constante militancia contra “la discriminación, la desmalvinización y la desidia estatal”.

Como cada año y con la presencia de un importante marco de público, y después de la tradicional vigilia realizada hacia la medianoche en el monumento ubicado en Diagonal Alberdi y Córdoba, minutos después de las 10 de la mañana de este martes se inició el acto central a 42 años de la Guerra de Malvinas, conflicto bélico impulsado por la sangrienta dictadura militar como último intento para legitimarse en el poder y que expuso a miles de jóvenes al horror.

El recuerdo a la dictadura genocida y a la “apropiación de vidas” fue el punto de partida del discurso central dado por Lambertini para señalar que también el gobierno de facto “se apropió de una causa legítima, nacional y popular iniciando una aventura bélica” que los soldados conscriptos “no eligieron ni decidieron, sólo pelearon”.

Leer también:

“Teníamos entre 18 y 19 años, cumplíamos con un mandato constitucional como era el servicio militar obligatorio. Recibíamos órdenes todo el tiempo, algunas incomprensibles, éramos el último eslabón de una cadena de mando donde la subordinación era innegociable aún a costa de la salud física y mental del subordinado. No valía pensar, sólo ejecutar la orden”, recordó el excombatiente visiblemente emocionado y hasta nervioso, según expresó, por lo que representa cada acto y cada 2 de abril.

Tal como estaba programado, el monumento que homenajea a los trece marplatenses caídos durante la guerra volvió a ser el escenario del acto central, que después dio paso a un desfile sobre la avenida Luro.

Además de Lambertini también dio su discurso el intendente Guillermo Montenegro, quien destacó el trabajo del Centro de Ex Soldados Combatientes de Mar del Plata, destacó su 40° aniversario a cumplirse el 9 de septiembre y valoró que sigan trasmitiendo todo lo vivido a las distintas generaciones y que siguen “manteniendo viva esta llama tan importante que tiene que ver con una parte trascendental de la historia de los argentinos”.

Como parte de esa historia, Lambertini puso en relieve que debieron “ir a pelear” por la patria “que se había robado la dictadura también, la de la verdad, la igualdad, la tolerancia, el diálogo y la solidaridad”. Y recordó el “desconcierto” vivido tras su regreso de la guerra al ser “tapados” mientras permanecían “atrapados en un espiral de culpas” y mientras en paralelo “la sociedad iba abriendo los ojos al horror de la dictadura”.

“Se ocuparon de invisibilizarnos. Ni los que nos llevaron al combate ni la incipiente democracia parecían sabían qué hacer con nosotros”, recordó y destacó que así fue que un grupo de padres de soldados, algunos caídos en la guerra, se ocuparon de ubicarlos y juntarlos con la complejidad que eso representaba durante los años ’80. Ese centro marplatense, 40 años después, fue valorado por Lambertini por haber mantenido una “lucha y militancia no sólo por la causa Malvinas” sino también por “la paz, la memoria de los caídos, por la dignidad del ex soldado conscripto y combatiente de Malvinas, contra la discriminación, la desmalvinización y la desidia estatal”.

Leer también:

Pero tras el repaso por esa lucha mantenida con el paso de los años, también un tramo del mensaje estuvo destinado a analizar el presente que mantiene en alerta al Centro con posturas que ya ha expresado en los primeros meses del gobierno de Javier Milei.

“Asistimos sorprendidos a la actitud de las nuevas autoridades recientemente electas para con la causa Malvinas: una especie de parálisis diplomática afecta a la política exterior argentina”, alertó el excombatiente.

Y profundizó: “Mientras que el Reino Unido aumenta el área de restricción alrededor del archipiélago, realiza maniobras bélicas innecesarias y se depredan nuestros recursos, no se ve una posición firme de la diplomacia nacional en cuanto al reclamo de soberanía ni frente a la creciente militarización ni al anuncio de la construcción de un puerto de aguas profundas que se anticipa como la proyección del imperio británico sobre la Antártida”.

Pero además, y tal como ya lo habían hecho desde la institución, en el discurso cargó contra la “admiración del presidente a Margaret Thatcher”, la primera ministra del Reino Unido durante la guerra, y contra la canciller, Diana Mondino, por “decir que no se puede obviar la opinión de los isleños”.

También apuntó contra la intención del gobierno de avanzar con la anulación de la Ley de Tierras -el régimen que restringe la compra de tierras por parte de extranjeros- como parte de su cuestionado Decreto de Necesidad y Urgencia que sigue vigente aunque de todas maneras semanas atrás la Justicia Federal dictó la inconstitucionalidad de la medida ante un amparo impulsado por el Centro de Ex Combatientes de Malvinas de La Plata.

“Eso está todo muy mal”, resumió el dirigente marplatense y concluyó: “Lamentamos profundamente semejante deterioro en la defensa de nuestra soberanía nacional e instamos al gobierno nacional a modificar el rumbo de su política exterior”.

EL LEGADO DESPUÉS DE “CAMBIAR EL PARADIGMA”

Un tramo del discurso del presidente del Centro de Ex Soldados Combatientes de Mar del Plata estuvo orientado a agradecer y celebrar el mayor protagonismo que año a año toman dentro de la institución los hijos y nietos. “Celebramos su compromiso y nos llena de orgullo cómo representan al centro de ex soldados con tanta idoneidad”, les agradeció.

En ese sentido, reseñó que tras 40 años “de militancia y coherencia ideológica en pos de cambiar el paradigna de loquito de la guerra” esa lucha “ha dado sus frutos no sólo en la imagen del ex colimba combatiente de Malvinas y en su reinserción social sino también puertas adentro”: “Hemos logrado que nuestros hijos, que han sido testigos de nuestro camino y muchas veces han sufrido en carne propia nuestras secuelas, hoy nos acompañen con una comisión interna que de a poco va tomando vuelo propio y cargada de los valores que hemos defendido durante 40 años”, expresó.

Y reflexionó que, de esa manera, esos hijos y nietos, “se preparan para tomar la posta de la lucha contra el olvido”.

LA GUERRA DE MALVINAS

Tras haber formado parte del imperio español hasta la Revolución de Mayo, la ocupación inglesa de las Islas Malvinas comenzó en 1833. Expulsadas las autoridades nacionales, comenzó un reclamo sobre la soberanía nacional y contra el colonialismo en las islas que se extendió a lo largo del siglo XX, hasta su quiebre en 1982.

La Guerra de Malvinas se inició bajo el gobierno de facto de Leopoldo Fortunato Galtieri -miembro de la Junta Militar que asaltó el poder en 1976- con el desembarco argentino en las islas el 2 de abril y un día después en las Islas Georgias del Sur, aunque los reclamos territoriales argentinos se extienden hacia las Islas Sandwich del Sur.

Según los registros oficiales, en la Guerra de Malvinas murieron 649 soldados -323 de ellos, tripulantes del ARA General Belgrano- y al menos 38 se suicidaron en la posguerra, aunque las cifras extraoficiales hablan de más de 300 suicidios.

El conflicto bélico se extendió hasta la rendición argentina del 14 de junio. Desde entonces, cada 2 de abril tuvo distintas connotaciones según el paso de los años. Desde el 2000 y hasta la actualidad, se adjudicó por ley al 2 de abril la noción de Feriado Nacional inamovible y se lo llamó Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas. Por su parte, el 10 de junio -día en que asumió el primer gobernador argentino en las Islas Malvinas, en 1829- fue el día elegido para la conmemoración del Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico.

A 42 años, Malvinas sigue presente en la agenda nacional no solo a través de los constantes reclamos por la soberanía argentina en el Atlántico Sur y la necesidad de más y mejor asistencia a los veteranos, sino también a través de los proyectos de identificación de caídos en el Cementerio de Darwin y en la búsqueda de justicia para aquellos excombatientes que denunciaron haber sido víctimas de delitos de lesa humanidad por parte de sus superiores.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

02/04/2024