Domingo 18 de abril | Mar del Plata
¡Seguinos!
03/03/2021

Trabaja para PedidosYa y le bajaron la cuenta por luchar por las condiciones laborales

Matías asegura que por su rol activo en las luchas de las y los repartidores la empresa decidió darle de baja el contrato sin ninguna explicación y en la previa a un “faltazo nacional”.

Trabaja para PedidosYa y le bajaron la cuenta por luchar por las condiciones laborales
(Foto: Qué digital)
Sebastián Alí

Autor: Sebastián Alí

[email protected] @aliseba4

Matías encabeza casi desde la llegada de las aplicaciones de delivery a la ciudad la lucha por mejores condiciones laborales de las y los repartidores en Mar del Plata pero, en los últimos días, ese rol activo en las luchas lo llevó a perder su fuente de ingresos: denuncia que PedidosYa le dio de baja su contrato sin razón aparente y en la previa a un “faltazo nacional” organizado para este jueves por trabajadores de 34 ciudades, entre los que se encuentra. Asegura que iniciará acciones legales en caso de no recuperar su cuenta.

Si bien la facturación de las empresas llegadas a Mar del Plata sin un marco regulatorio al menos desde 2018 (primero PedidosYa, luego Glovo y en 2019 Rappi) aumentó proporcionalmente al trabajo de las y los repartidores durante la pandemia, sus ingresos no subieron de la misma manera y, de manera insólita, las tarifas que cobran por viaje se mantienen congeladas desde el 2019.

En el caso de PedidosYa, solo obtuvieron un aumento de $5 en la tarifa base (pasará a $60) y de $3 en el adicional por kilómetro recorrido que entrará en vigencia el 8 de marzo: 9% de incremento en la tarifa base entre 2019 y 2021, un abuso directamente proporcional a la falta de regulación de estas nuevas relaciones laborales que afloraron durante la crisis económica y la pandemia. Lógicamente, la bronca contra esas condiciones de trabajo no tardó en organizarse.

Matías comenzó a organizarse cuando todavía era repartidor de Glovo y la empresa no había sido comprada por PedidosYa. La necesidad de cambios concretos en las condiciones laborales de la empresa lo llevó a organizarse en Glovers Unidos Argentina, una de las primeras organizaciones de repartidores de apps del país, que incluso realizó presentaciones ante la delegación local del Ministerio de Trabajo de la Provincia y el Concejo Deliberante, y luego mutó a RedApps Unidos Argentina.

Rápidamente se erigió como una de las caras visibles de los repartidores al punto que fue uno de los relatos que protagonizó el capítulo 2 del especial de Qué digital, Coronavirus en foco, la pandemia en Mar del Plata: “Esenciales sobre ruedas, precarizados y desprotegidos“. Sin embargo, en las últimas horas esa exposición y esa lucha derivó en que la empresa lo diera de baja de forma “unilateral”.

“El viernes cuando me levanté abrí la cuenta para ver qué horarios tenía y vi que no tenía. Pensé que era un error, salí de la cuenta y quise entrar de vuelta pero no podía. Ya me había pasado una vez y me lo solucionaron los referentes de acá. Pude recuperar la contraseña, entré y cuando fui a la parte de los horarios me dice que no tengo un contrato activo. Y me pareció raro porque no me llegó ningún mail avisándome”, narró Matías en diálogo con Qué digital.

Tras la baja del contrato, lamenta que aún no sabe cuál fue la razón, que los referentes aseguran ahora no tener una solución para ofrecerle y que desde PedidosYa no le dan respuesta alguna: “Esto pasa obviamente porque yo soy uno de los que más se puso al frente y uno de los organizadores del faltazo nacional que vamos a hacer en 34 ciudades el 4 de marzo. Estoy convencido que es por eso porque si no la empresa te manda la excusa”, agregó y explicó que en San Luis sucedió algo similar con tres repartidores organizados, pero que en sus casos fueron dados de baja con razones “inventadas”, asegura.

En el caso de Matías, afirma que consciente de la exposición que tenía, cumplía a “rajatabla” el contrato para no darles razones para que lo dieran de baja, por lo que sostiene que en los últimos días no había tenido inconvenientes con las entregas y que se trata de un “despido” arbitrario: “El contrato dice que para dar de baja el contrato de forma unilateral me tienen que avisar con 15 días de anticipación, darme los motivos y ofrecer cinco días para subsanar el error. Y no hicieron absolutamente nada conmigo ni con los chicos de San Luis”, manifestó.

Entre sus repartos personales y los que realizaba para la aplicación, Matías podía llegar a trabajar diez horas por día: “Para mí PedidosYa era algo secundario porque yo le doy prioridad a mis viajes particulares, pero era la mitad de mis ingresos, entonces me parte al medio“, aseguró.

Ahora, Matías señala que ya se asesoraron junto a otros repartidores afectados para enviar un apercibimiento a la empresa para pedir que le restablezcan la cuenta y, en caso contrario, iniciará una demanda por “fraude laboral”: “Lo que están haciendo es que haya una subordinación de los empleados cuando no debería haberla. Estoy viendo cómo avanza eso. Yo quiero recuperar mi cuenta y trabajar tranquilamente y que esto sirva para que haya una mejor comunicación de la empresa con los repartidores porque estas cosas no pueden funcionar así. Es totalmente ilegal lo que están haciendo“, denunció.

Ver más: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,